Valores y contravalores…el conflicto de cada día


Tentacion de Jesus 2

Por Samuel Caraballo-López

El texto del 14 de febrero de 2016, primer domingo de cuaresma, lo encontramos en Lucas 4: 1-13. En este relato se suscita un dramático conflicto entre Jesús, lleno del Espíritu Santo y el “diábolo” (el calumniador) o el espíritu del maligno.  La clara intención del diablo es tentar al recién iniciado Benefactor de la humanidad.

¿Qué es la tentación?  Del latín temptatĭo, la tentación es la instigación que induce el deseo de algo que no es conveniente, y, por lo tanto, puede llevar al actuar de forma moralmente indebida. Ese algo con el que somos inducidos puede tratarse de una persona, una cosa, una circunstancia u otro tipo de estímulo. Bajo esta definición debemos mirar el conflicto entre Jesús y el diablo en las candentes arenas del desierto de Judea.

Este conflicto del Desierto de Judea, es un drama en tres actos.  El primer acto se da inmediatamente termina sus 40 días de abstención de alimento (verso 3). El diablo invita a Jesús, sabiendo que tiene hambre, a usar su poder para convertir las piedras en pan.  Esta tentación parece ser la más humanitaria de todas, sin embargo, no es así.  El desviar el poder delegado por el Espíritu Santo para realizar la misión de Dios, hacia fines personales, es una forma de corrupción que Jesús rechaza.  Parece ser una tentación insignificante, sin embargo, ha sido la que más a seducido a ministros y laicos a traves de la historia del cristianismo.

El tercer acto es el más sutil, y en ocasiones necesitamos ayuda externa para percatarnos cuando ocurre.  De hecho, uno de los grandes problemas actuales de los líderes, es el narcisismo, que se disfraza con acciones de aparente piedad.  Por narcisismo nos referimos a  la complacencia excesiva en la consideración de las  capacidades propias. El diablo invita a Jesús a hacer de su ministerio un fin en sí mismo, en lugar de afirmar que Él había venido a dar su vida por aquellos que se habían perdido (4: 9ss; Lucas 19:10).  Es la gran tentación de tantos religiosos de considerarse “pequeños mesías”, que pretenden ganar “indulgencias con escapularios ajenos”.

Narcisismo2

Cuando miramos este evento de la tentación en la totalidad del Evangelio de Lucas y los Hechos de los Apóstoles nos percatamos que todas las acciones de Jesús y la iglesia descansan en el perímetro del conflicto cósmico, sin que medien los detalles desventajosos de la tradición apocalíptica[i].  Es sumamente importante entender este detalle para comprender la teología de Lucas-Hechos.

A través de la tentación de Jesús, Lucas establece las dimensiones de este dramático conflicto que va desarrollando en su Evangelio. A pesar de que el diablo, en un acto de usurpación, le ofrece el poder sobre todo el mundo (4: 6), Jesús, rechaza su ofrecimiento, y niega como cierta la su presunción de tener dicha autoridad (4: 8). De hecho, finalizada la tentación ejerce su autoridad y poder sobre los espíritus inmundos (4: 35). Además, Jesús le niega todo reclamo de poder al tentador cuando inviste a los doce discípulos con poder y autoridad sobre todos los demonios (9:1; cf. 10: 19).

Sin embargo, Jesús reconoce que, el diablo en su capacidad de seducir, puede engañar a muchos y hacerlos pactar con él para ser instrumentos de su maldad.  Durante el arresto en Getsemaní, Lucas nos narra el quien pacta con el diablo para ser sus instrumentos es Jerusalem y sus líderes: “Pero esta es vuestra hora, y la potestad de las tinieblas” (Lucas 22: 53).  El conflicto iniciado en Lucas 4: 1-13, se manifiesta en todo el Evangelio y en los Hechos, y su mayor expresión se da en Jerusalén (Lucas 19: 42-44).   ¡Jerusalem es quien pacta con el diablo, para llevar a Jesús a la cruz!

templo-jerusalen.jpg5

El conflicto que se inicia en el desierto de Judea entre Jesús y el diablo, continúa, y se convierte en uno de los propósitos de la proclamación de las Buenas Noticias del Reino: “… a fin de que abras sus ojos, para que vuelvan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios;” (Hechos 26: 18).  Lucas pone la misión evangelizadora de la iglesia como un conflicto entre los propósitos de Dios y el intento de usurpación del maligno.

Cuando proclamamos este tipo de pasaje del Evangelio en nuestros contextos particulares, tenemos que hacer referencia al diablo como todo poder que es deficiente en comunicar valores, y que niega o minimiza la dimensión trascendente e inmanente de Dios.  Todo acción, promulgación o expresión, que consciente o inconscientemente, falla en comunicar valores tiene sus raíces en lo que llamamos la esfera de influencia del diablo.

Hoy más que nunca tenemos que hacernos conscientes del conflicto en la que se desenvuelve nuestro mundo y del cual todos somos actores, aunque en diferentes bandos. Lucas describe en su Evangelio un constante conflicto entre los reclamos de Dios para el ser humano, y los contras reclamos de las fuerzas, instituciones, los factores ambientales diabólicos, que pretenden privarnos de nuestro derecho a funcionar como el pueblo de Dios, robándonos la identidad, y reduciéndonos de personas a cosas.

tentacion JESUS VS SATAN

La cuaresma es una época en el calendario eclesiástico en que somos invitados a reflexionar sobre el bando en que nos encontramos.  Tenemos que aprender en esta época tan especial a hacer propia la oración del salmista:

Escudríñame, oh Elohim, y conoce mi corazón, Pruébame, y conoce mis pensamientos, Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno (Salmo 139: 23ss).

¡Muchas bendiciones!

[i] Muy importante esta características para predicar sobre el Evangelio de Lucas y los Hechos de los apóstoles. Lucas presenta el conflicto cósmico sin aludir a las imagenes, símbolos y lenguaje de la tradición apocalíptica.  Este conflicto cósmico entre el poder benefactor, que afirma los valores del reino de Dios representado por Jesus de Nazaret y los contravalores del diablo, se manifiesta como eventos cotidianos  en toda la vida de Jesús y de la iglesia,  vea, Danker, F. W. (1987). Proclamation commentaries: Luke.  Philadelphia, PA: Fortress Press.

Deja un comentario

De la anarquía al asombro


asombro

Por Samuel Caraballo-López

El texto del 7 de febrero de 2016, quinto y último domingo después de Epifanía, lo encontramos en el Evangelio de Lucas 5: 1-11. En este pasaje se registra el llamado de Simón y los hijos de Zebedeo, Juan y Jacobo, que formaban el círculo íntimo de Jesús (Lucas 9: 28; Mateo 26: 37).

Para Lucas Jesús emprende su ministerio como un solitario maestro y predicador de Nazaret (Lucas 4: 14-5:1).  En su gira como predicador solitario había estado en las sinagogas de Galilea y de Judea (4:44).  Así que sus giras educativas y de predicación eran complementadas con milagros, sanidades y liberación de demonios, según fuese el caso.

¿Cuánto tiempo estuvo, así como rabino independiente y solitario, no lo sabemos?  Ya en Nazaret él había hecho su manifiesto, sostenido en el profeta Isaías 61: 1-2; 58:6 y 42: 6.   Este manifiesto, de seis postulados, se resume en tres acciones redentoras: Comunicar, Sanar y Liberar:

  • Primer Postulado: Jesús es el Mesías que es ungido por el Espíritu de Dios, que desciende “sobre el en forma corporal”, en su bautismo (Lucas 3: 22). Por lo tanto, su fama, su poder, la manifestación de su mensaje y las obras redentoras que el manifiesta, es el producto del Espíritu de Dios, y una confirmación de su misión.
  • Segundo Postulado:La principal misión del ungido de Dios es predicar (comunicar) las Buenas Nuevas del Reino a los pobres, necesitados y abatidos de la tierra.  La predicación es la herramienta que utiliza el Espíritu de Dios para “abrir los ojos” e iniciar a los seres humanos en el camino del Reino. Son las buenas noticias que se convierten en formas liberadoras de los seres humanos, cambiando su rumbo y actitud frente a la vida (Lucas 19: 1ss).
  • Tercer Postulado: Es bajo la unción del Espíritu que Jesús, el Mesías de Dios, repara, cura y sanalos corazones desgarrados por un mundo caído. La verdadera plenitud de vida se encuentra en el seguimiento radical a Jesús (Lucas 9: 56-62).
  • Cuarto Postulado: Las buenas noticias del Reino, proclaman la libertadde los oprimidos, y el comienzo de un nuevo éxodo de los seres humanos hacia la ciudad de Dios. La libertad propuesta por Jesús no proviene de la lucha armada contra los romanos, propuesta por los “otros mesías judíos”, sino que es una acción que realiza el Espíritu de Dios en los corazones de los seres humanos sin importar su raza, cultura o procedencia.
  • Quinto Postulado: Las buenas noticias del Reino, afirma la total libertady apertura de los presos de la tierra, llevándolos a una nueva dimensión de libertad que solo es posible por la acción del Espíritu de Dios (Lucas 10: 42).
  • Sexto Postulado: Promulgacióndel Año del Jubileo permanente, que establece que la hora de gracia, perdón y restauración ha llegado sobre toda la tierra existente y que se manifiesta a plenitud en la persona de Jesús de Nazaret (Lucas 17: 16-19).

A partir del capítulo 5: 1ss, la condición de maestro y predicador solitario cambia, al reclutar en su equipo a Simón, hijo de Jonás y a Jacobo y Juan hijos de Zebedeo. ¿Cómo ocurrió ese proceso de reclutamiento, y qué significa para nosotros hoy? Para contestar esta pregunta convertiremos este pasaje de Lucas 5: 1-11 en un drama en siete (7) actos o escenas, a mencionar:

Primera Escena:

  1. La multitud se agolpa para oír la PALABRA DE DIOS.
  2. Jesús estaba de pie acosado por la multitud (la estatura promedio de Jesus-5’ 6’’)
  3. Los pescadores lavan las redes.

Segunda Escena:

  1. Las multitudes frente a la barca.
  2. Jesús sentado enseña.
  3. Simón en la barca colaborando con Jesús.
    1. Detalle: “Jesús rogó a Simón que se alejara un poco de la orilla (verso 3).

Tercera Escena:

  1. Jesús en la barca, cesa de hablar a las multitudes y dice a Simón: “Boga hacia lo hondo, y echa abajo las redes para una captura.”
  2. Simón, renuente y con cierto grado de escepticismo le contesta: “Maestro, después de bregar durante toda la noche, nada hemos pescado;” …pero en tu palabra, echaré abajo la red.”

Cuarta Escena:

  1. Jesús silencioso.
  2. Simón atareado sacando la abundancia de peces en la red, y llamando a sus colegas, Juan y Jacobo, hijos de Zebedeo, para que le ayudaran a manejar tan enorme pesca. (círculo íntimo de Jesús-Lucas 9:28; Mateo 26: 37).
  3. “y fueron y llenaron ambas barcas, al punto que se hundían.” (verso 7).

pesca milagrosa-Pedro

Quinta Escena:

  1. Jesús en silencio.
  2. Simón se postra a los pies de Jesús y le dice: “¡Apártate de mí, que soy hombre pecador!” (Isaías 6: 5).

Sexta Escena:

  1. Simón, Juan y Jacobo, y los demás, estaban asombrados por la pesca abundante.
    1. El asombro es la impresión en el ánimo que alguien o algo, causa a una persona, especialmente por alguna cualidad extraordinaria o por ser inesperado. (“me pasmé”).
    2. El asombro es una emoción que se distingue por presentar una importante variedad de señales físicas que por cierto son las que nos permiten reconocerla, entre las más comunes que se presentan podemos citar: elevación al máximo de las cejas, apertura enorme de los ojos, la boca abierta, acompañado por una elevación de los párpados, agarrarse con las manos alguna parte del cuerpo, normalmente es la cara o el pecho.
    3. El asombro nos lleva a actuar a favor de aquello que nos asombra. El concepto que se contrapone al de asombro es el de apatía y esto es justamente porque la apatía es una emoción que también se experimenta con facilidad prima y recurrencia, y que se caracteriza por la ausencia total de interés y por lo tanto la carencia de una acción afirmativa.
    4. En respuesta al asombro de Pedro, Jesús le dice: “No temas, desde ahora serás pescador de hombres.” (verso 10). Jesús se inserta en la tradición profética de Jeremías, en la que Dios es quien recluta  pescadores y cazadores para rescatar a un pueblo que andaba extraviado por las “tierras extrañas de la iniquidad” (Jeremías 16: 1-6; 14-17). La iniquidad es maldad, impiedad o culpa, y su gravedad está por encima del pecado.  La iniquidad en virtud a ser una ofensa contra Dios al despreciar de forma consciente sus leyes, implica el vivir en anarquía de Dios.

Séptima Escena:

  1. Simón, Juan y Jacobo, que, en respuesta a su asombro, siguen a Jesús, uniéndose a su misión de ser benefactores de un mundo, que al igual que ellos, estaban perdidos (Lucas 5: 11; 19: 10).
  2. Jesús en silencio, afirma y confirma la decisión de los pescadores (verso 11 y subsiguientes).

Conclusión:

Epifanía significa “manifestación”, es decir Dios se da a conocer por medio de Jesús. Este proceso de darse a conocer de Dios ocurre en cada momento en la vida de Jesús.  Cada palabra o acción de Jesús manifiesta la naturaleza y carácter del Dios Eterno.

Jesus de Nazaret-postulados

En este hermoso pasaje del llamado de Simón y sus socios, Jesús manifiesta su poder en el acto milagroso de suplir la pesca más abundante jamás realizada por estos veteranos pescadores.  El llamado es claro, el Señor que tiene el poder para suplir la materia prima del trabajo de tu vida, te llama a una nueva dimensión vocacional, en la que estará presente con la misma plenitud que te ha mostrado en el milagro.

El benefactor del pueblo, quiere invitar y delegar en los beneficiados, el poder para beneficiar a otros con igual necesidad. Lo significativo es que los invitados son gente común y corriente, son los “extraviados” de la casa de Israel (Jeremías 16: 16). El milagro de la pesca abundante es una invitación a los “extraviados” a reconocer y superar su “extravío” (Lucas 5: 8), y a insertarse en el círculo íntimo de Jesús, para que la promesa eterna de Dios a toda la humanidad se pueda realizar.

La promesa universal de Dios a Abraham de que en él serían benditas todas las familias de la tierra se cumple a plenitud en Jesús de Nazaret (Genesis 12: 1ss; Lucas 4: 21).  Este poder benefactor que Jesús delegó a Simón y sus asombrados compañeros (5: 10), es el mismo que desea delegar en todos sus seguidores de todas las épocas y contextos.

pescador

En cada momento de la historia la promesa eterna de Dios requiere actualización y cumplimiento.  Hoy Jesús sigue manifestando su poder, y su invitación a ser su colaborador en la comunicación y ejecución de sus propuestas para toda la humanidad, está abierta.

Estoy convencido que las propuestas del Reino de Dios comunicadas y confirmadas por Jesús de Nazaret, cuando son acogidas por comunidades e individuos con corazones dispuestos y sinceros, se repiten en nuestros días, mucho más abundantemente de lo que creemos, entendemos o imaginamos. La pregunta es la misma a través de todas las épocas: ¿A quién voy a enviar? ¿Quién será mi mensajero?  La respuesta siempre es personal.  ¡Muchas bendiciones!

Deja un comentario

El amor…la llave maestra de la vida.


521753_10151418444631195_1936729319_n

Por Samuel Caraballo-López

Uno de los textos bíblicos para el domingo 31 de enero de 2016, cuarto domingo después de epifanía, lo encontramos en ICorintios 13:1-13. Este poema del amor, fue escrito a una iglesia que tenía todos los indicadores de éxito: crecimiento numérico, poder económico y dones espirituales extraordinarios. Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, a esta iglesia le faltaba todo, porque le faltaba el amor.  

¿Por qué decimos que cuando nos falta el amor nos falta todo? Primero, el amor es lo que le da sentido a la vida (1-3). El amor es la plataforma en que se construye el sentido de la vida. Es el punto de partida de todo viaje hacia la excelencia y es el camino que nos mantiene en la excelencia. Es la fuerza que nos impulsa hacia el frente y es el antídoto a una vida vacía de sentido.

Segundo, el amor es el elemento constitutivo del carácter (4-7). No hay forma alguna de alcanzar la plenitud de tu potencial, si no abres tu vida al amor que ya nos ha sido dado (Romanos 5:5). El amor es el producto de una relación continua con Dios por medio de Jesucristo. De hecho, esta relación continua con Dios es la plataforma para construir toda relación humana de forma eficiente.

Finalmente, el amor es un tesoro sustentable, que nunca se acaba si lo utilizamos. Pablo nos dice que la profecía, la ciencia, el conocimiento tiene un final, sin embargo el amor nunca deja de ser.  A mí me parece que es importante para nosotros como creyentes del siglo XXI, comprender que el amor es el tinte que debe colorear, y a su vez validar como aceptable todo intento de dar a conocer a Dios, sea a través de los dones espirituales, de la palabra profética y de todo servicio cristiano.

Cuando nuestras acciones son dirigidas por el amor, cumplen sus propósitos mucho más allá de lo que planificamos… y en algún momento, quizás en el menos esperado, sus resultados retornan a nosotros con mayor plenitud de lo que imaginamos inicialmente.

Oremos para que podamos caminar inspirados por el nivel del amor que Dios ha derramado en mí y en ti por su Santo Espíritú. ¡Muchas Bendiciones!

, , , , , , ,

Deja un comentario

¿Cómo superar el paradigma de Nazaret? … un reto para la iglesia hoy-Parte II


Jesús en Nazaret

Por Samuel Caraballo-López

El texto de este cuarto domingo después de Epifanía se encuentra en Lucas 4: 21-30.  Este es una continuación del discurso comenzado el pasado domingo.  Ciertamente ese pasaje es uno de los más difíciles de todo el Evangelio de Lucas.  Es importante que al estudiarlo estemos atento a la redacción que hace el Evangelista al texto de Marcos 6: 1-6. De hecho, si comparamos la redacción de Lucas con su homólogo Mateo (13: 53-58), nos percataremos que el pasaje más elaborado sobre la visita de Jesús a la ciudad en que se crió lo encontramos en Lucas.  Así que para entender y poder descifrar el significado de este pasaje, tenemos que entender la teología presente en Lucas-Hechos, y que se manifiesta en este pasaje.

Es importante notar que contrario a Marcos que es su fuente principal, Lucas ubica este pasaje muy temprano en el ministerio de Jesús.  Dice Lucas, que Jesús luego de la tentación en el desierto, llega a Galilea en el poder de Espíritu y enseñaba en las sinagogas, muy especialmente en Capernaúm, donde había establecido su residencia (Marcos 2: 1; Mateo 4; 12-13).  Luego de esa introducción a su ministerio en Galilea, Lucas nos narra su llegada a Nazaret.  Lucas ubica este evento, antes de Jesús elegir a sus discípulos, y comenzar su gira por toda Galilea y ciudades aledañas. 

Mapa Nazaret

Es fácil entender la dificultad de Jesús en Nazaret desde la perspectiva de Marcos 6: 1-6 (vea artículo: ¿Cómo superar el paradigma de Nazaret?… el reto de la iglesia hoy-Parte I-Julio de 2015).  Según Marcos, y Mateo asiente, las dificultades de Jesús en Nazaret se debieron al cuestionamiento de la multitud sobre las credenciales de Jesús, muy especialmente a su preparación, su nacimiento y trasfondo familiar (Marcos 6: 2-3). En el discurso de Lucas, que tenemos en este domingo, la situación es muy diferente.  Si en Marcos era una cuestión de honor y prestigio, en Lucas es una cuestión de actitud misionera[1].  No hay duda que Lucas añade otro paradigma, que tenemos que considerar como obstáculo a la manifestación del poder del Espíritu en la iglesia.

De acuerdo a las costumbres y cosmovisión de las comunidades de la época de Lucas (posiblemente 85-90 d. C), los grupos más cercanos a los que tenían el poder, debían ser los receptores primarios del producto que genera el poder (¿nepotismo?).  De hecho, las expectativas, aún hoy, es que los allegados a los que estaban en el poder tienen ciertos privilegios que los demás no tienen.

Ahora bien, dado que Jesús había llegado precedido de poder desde otros sectores de Galilea, era de esperarse que su llegada a Nazaret generara una gran expectativa entre la pequeña población de aquella aldea.  Sin embargo, Jesús no acepta el soborno emocional de sus conocidos.  Jesus establece que la mera familiaridad no me da privilegios ante la justicia y poder de Dios.  Esta declaración ya Juan el bautista la había hecho a los judíos en el mismo evangelio:

Haced pues frutos dignos de arrepintiendo, y no comencéis a decir entre vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham de estas piedras (Lucas 3; 8).

El mensaje profético se niega a utilizar el único criterio de la familiaridad para manifestar la gracia inmerecida de Dios sobre los seres humanos.  Por supuesto que Dios quiere manifestar su amor, bondad y misericordia sobre los residentes de Nazaret.  De hecho, en eso consiste el Manifiesto expresado por Jesús (Lucas 4: 16-21), el problema es que intentar sobornar el poder de Dios, basado en los privilegios de la familiaridad, es intolerable para los profetas (Jeremías 1: 17-19).  La crítica explícita y constante de los profetas es a todo acto que implique cohecho o corrupción (vea a Elías en su lucha con Acab-1 Reyes 18:17ss; Jeremías 6:28s; Ezequiel 22: 5-12; Amos 5: 12ss; Oseas 5: 1ss; 9: 9; Miqueas 2: 1ss) .  Jesús denuncia el camino equivocado del pueblo de Nazaret, e intenta corregirles de su intento de sobornarlo, y los invita a la conversión.

Jesus es rechazado en Nazaret

Hay dos (2) denuncias que Jesús les hace a los residentes de Nazaret.  Primero, declara que la condición espiritual de ellos era semejante a la de Israel para el tiempo de los profetas Elías y Eliseo (Lucas 4: 25, 1 Reyes 16: 32-33).  El pueblo de Nazaret estaba manifestando la misma conducta que Israel manifestaba para el tiempo de los reyes Acab, y Ocozías.  La condición religiosa de Israel era de idolatría masificada y una actitud de egoísmo que resquebrajaba la vida en comunidad.

Segundo, Jesús confronta a los residentes de Nazaret, con sus reclamos de privilegios basado en la familiaridad, sin estar dispuestos a hacer por otros lo que ellos estaban solicitando para sí.  Jesús es claro, lo que tu reclamas de Dios, debes estar dispuesto a hacerlo con otros.  Es decir, si deseo perdón, debo estar dispuesto a perdonar.  Si deseo bendiciones debo estar dispuesto a compartir estas con otros.   Ser parte de la familia o grupo de amistad de Jesús no me garantiza que el poder benefactor de Dios, me cubre automáticamente.  No podemos admirar la presencia, proclamación, los milagros y señales de Jesús, sin comprometernos con su misión a toda la humanidad.

Jesús cita dos ejemplos del ministerio de Elías y Eliseo (Lucas 4 24-26).  Dios, a pesar de la gran cantidad de viudas en Israel, envió a Elías a una viuda extranjera en Sarepta de Sidón, en tiempos de hambruna en Israel (1 Reyes 17: 8-16), ¿por qué?  Porque Dios sabía que ella estaba dispuesta a compartir primero su pan con el Profeta. Dios, a pesar de los muchos leprosos que había en Israel, envió a Eliseo a sanar a un leproso no judío, a Naamán, capitán del ejército sirio, porque éste estaba dispuesto a aceptar las condiciones de Dios para recibir la sanidad.   Es decir, Dios, no le concedió el favor por el mero hecho de ser viuda o de ser rico, sino que la disposición del corazón, habilitó el poder de Dios en ellos. Estos extranjeros en necesidad, rindieron su voluntad y se dispusieron a hacer antes de recibir.

La gente de Nazaret estaba tan furiosa, porque entendían que ellos eran los primeros merecedores del favor de Dios a través de Jesús.  He ahí porque ningún profeta era grato en su tierra (4: 24). El texto nos dice que sacaron a Jesús de la ciudad y lo querían despeñar.  La crítica profética de Jesús, fue como una bofetada en pleno rostro. Su actitud egoísta de reclamo de privilegios en virtud a la cercanía con Jesús, era su mayor impedimento para recibir el favor de Dios.  El principio que establece Jesús es claro, todos los que recibieron el favor de Dios, tenían la disposición de rendir su voluntad previo a la recepción de lo anhelado.

Lucas 4

¡Cuántas veces nos hemos molestado porque se nos ha dicho la verdad!  Los profetas se distinguen por decirle la verdad a su auditorio, dado que la meta del mensaje profético es que las personas involucradas, puedan arrepentirse y corregir su conducta.  Es muy difícil que cuando se nos dice una verdad chocante que no nos enojemos, nos pongamos a la defensiva o lo tomemos personal, y aún más cuando el que la declara es alguien que es familia o conocido nuestro.  ¡Cuántas veces nos hemos disgustado con los médicos, que nos han atendido por tanto tiempo!  Tengo un médico (mi cardiólogo), que tiende a ser muy franco—¡estas sobre peso! —¡no te estas tomando los medicamentos como debe ser! Hay momentos que me molesto con él cuándo me dice la verdad, aunque sea para mi bien.

Este pasaje de Jesús en Nazaret, según Lucas, nos demuestra que todos tenemos un monte para despeñar a alguien o algo que no nos agrada y rechazamos.  Dentro de nosotros existe ese monte, en que pasamos juicio de lo que se nos dice, hace o enseña.  En ese monte, como los de Nazaret, despeñamos lo que no nos gusta o consideremos ofensivo, aunque sepamos que es cierto. Sin embargo, podemos convertir ese monte en un lugar para despeñar nuestros prejuicios, nuestras incongruencias y desatinos.  Ese monte puede ser también un lugar para celebrar las misericordias de Dios y la liberación que Dios nos manifiesta a través de su palabra profética.

monte para despeñar

El relato de Lucas termina con una escena de esperanza, el intento de despeñar la verdad de Dios proclamada por Jesús, es abortado, y Jesús pasa por en medio de ellos y prosigue su misión (Lucas 4:30). Es decir que los que pretendían despeñar a Jesús, al final aceptan que aquella palabra profética acerca de sus vidas, y que les denuncia que el poder que dirigía sus vidas era el egoísmo, se impone sobre ellos.  El dejar que Jesús pase “por en medio de ellos” y prosiguiera, era el reconocimiento que sus ojos y oídos, que al estar cerrados y los confinaba en el autoengaño, comenzaron a abrirse—¡Hoy se ha cumplido esta Escritura en vuestros oídos! Muchas bendiciones.

 

 

[1] Danker, F. W. Proclamation commentaries: Luke. Philadelphia, PA:  Fortress Press, 1987.

[2] Ibid

 

, , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

El manifiesto del Jesús histórico…. ¿Qué le dice a la Iglesia?


Rollo del Profeta Isaias

Por Samuel Caraballo-López

El texto del domingo 24 de enero de 2016, tercer domingo después de Epifanía, lo encontramos en Lucas 4: 14-21.

En este pasaje de Lucas, estamos obligados a mirar el contexto del discurso y hacer un análisis redaccional para comprender  la construcción teológica que hace el evangelista.  Si miramos el pasaje, su fuente principal es Marcos 6: 1-6.  Según Marcos, Jesús es rechazado por la gente del pueblo en que se había criado.  De hecho, Jesús vivió la mayor parte de su vida en Nazaret.  Apenas comenzó su ministerio, y Juan el bautista fue encarcelado (Marcos 1:14), Jesús se mudó a Cafarnaúm (Marcos 2:1; Mateo 4:12-13), y desde allí desarrolló su ministerio en toda Galilea.

Según Marcos, esta es la primera vez que Jesús va a Nazaret luego de su bautismo, a enseñar en la sinagoga un sábado.   De hecho, la última sanidad que Jesús había realizado, antes de este evento, fue en la casa de Jairo, principal de una sinagoga en Capernaúm (Marcos 5: 35-43), lo que indica que éste tenía buenas relaciones con los líderes religiosos de Galilea.

Para Lucas la primera narrativa significativa de Jesús en su ministerio terrenal fue la visita a Nazaret.  Aun cuando Lucas habla de que la fama de Jesús se había extendido por toda la región (4: 14), no menciona los milagros, sanidades y prodigios que Marcos registra.  Sin embargo, el detalle de mencionar que Jesús regresa a Galilea luego de la tentación y enseña en las sinagogas en el poder del Espíritu Santo (4:15), es significativo. Es bajo el poder del Espíritu que Jesús alcanza fama como maestro previo a llegar a Nazaret.  Su fama es el resultado del descenso del Espíritu Santo sobre El “en forma corporal” en el bautismo (3: 22).

NAVB-12_cl

Cuando Jesús llega a Nazaret, una pequeña aldea con cerca de 200-400 habitantes, está precedido de fama y era admirado por la gente.  No hay duda que el vacío profético, que había dejado el encarcelamiento de Juan por Herodes Antipas, ahora es llenado por Jesús.

El Evangelio de Lucas (4: 16-30) narra con lujo de detalles este acontecimiento de Jesús en la sinagoga ese sábado. La audiencia de la sinagoga de Nazaret estaba asombrada de las palabras de gracia que salían de la boca de Jesús (4: 22).  Nos interesa lo que a Lucas le interesa y que Marcos no menciona.  ¿Cuál fue la lectura de las Escrituras que Jesús hizo en la sinagoga? ¿Cómo interpretó el pasaje que leyó?

Al llegar a la sinagoga de Nazaret ese sábado, se le invito a leer las Escrituras, posiblemente en hebreo, como lo había hecho en otras ocasiones, y luego traducirla al arameo y dar alguna enseñanza.  Es importante mencionar que Jesús, en virtud a su oficio de carpintero, y dada localización geográfica en que se crió, hablaba arameo, hebreo y griego.  Así que la lectura en hebreo o griego, aprendida por su cercanía a la sinagoga, se le hacía fácil y posible, y en medio de una sociedad de analfabetismo craso, la gente lo admiraba aún más.

Cuando desenrolló el volumen del Profeta Isaías, sus ojos se dirigieron a un pasaje, que en nuestra Biblia equivale al capítulo 61: 1-2, y textos intercalados de Isaías 58: 6 (negrillas) y 42: 6 (negrillas), que dice en versión de la Biblia Hebraica Stuttgartensia:

El Espíritu de Adonay YHVH está sobre mí,

Porque YHVH me ha ungido.

Me ha enviado a predicar buenas

Nuevas a los abatidos, y

A vendar los corazones desgarrados,

A proclamar libertad a los cautivos,

Soltar las cargas de opresión (Isaias 58:6)

Y dejar ir libres a los quebrantados, (Isaias 58: 6)

Para que abras los ojos de los ciegos, (Isaias 42:6)

Y a los presos apertura de la cárcel;

A promulgar el año de gracia de YHVH,

Aquí se interrumpe la profecía, y le es devuelto el rollo al asistente de la sinagoga.  Me gustaría añadir lo que falta de la profecía hasta Isaías 61:3, en la misma versión anterior:

Y el día de la venganza de nuestro Dios;

A consolar a todos los que lloran,

A comunicar la alegría a los que lloran en Sión,

Dándoles hermosura en lugar de ceniza,

Y óleo de regocijo en lugar de lamentos,

Y el manto de alabanza en lugar de pesadumbre,

Para que sean llamados árboles de justicia,

Plantados por YHVH mismo, para que Él sea glorificado.

¿A qué se debe la interrupción de la profecía de Isaías?  No tenemos duda que, dentro de la teología lucana, se presume una doble manifestación del Mesías, en su primera venida (Lucas 2: 25-26), y segunda venida (Hechos 1: 11). En cada maniestación el Mesías tenía diversos énfasis que no podían ser confundidos.

“Hoy se ha cumplido esta Escritura en vuestros oidos” (Lucas 4: 21).

Lucas establece los postulados principales de la misión del Mesías en su primera manifestación, y los recalca para contraponerlos a los otros movimientos mesiánicos judíos de su época, muy especialmente al de Judas el Galileo. Antes de explicar los postulados del manifiesto del Jesús histórico, permítame explicar, para mis lectores quién era este personaje llamado Judas el Galileo, y que está tras bastidores en contraposición a la caracterización que Lucas hace de Jesús como el mesías prometido por Dios.

Según el historiador Judío Flavio Josefo (37-101 d. C.),  en sus libros, La guerra de los judíos (Libro II, capítulo 8), y en las Antigüedades Judías (Libro XVIII), Judas el Galileo, fue un dirigente político-religioso judío que ofreció resistencia armada al censo que con propósitos fiscales había sido decretado en la provincia romana de Judea por el legado romano en Siria, Quirino, entre el año 4 y 6 d. C (Lucas 2: 1-3) .

Judas el Galileo, fue el fundador del movimiento revolucionario de los Zelotes.  Era considerado como el mesías por sus seguidores.  Esto sucedió poco después de que Judea, con el destierro de Herodes Arquelao, pasase a ser administrada directamente por Roma.  Su revuelta fue duramente reprimida por los romanos. Judas el Galileo es también mencionado por Gamaliel, miembro del Sanedrín, en un discurso puesto en su boca por el autor de Hechos de los Apóstoles (Hechos 5: 37). Gamaliel lo utiliza como ejemplo de un mesías falso.

Animation Character Designs of Zealots

Los Zelotes es un movimiento politico-religioso radical de la época de Jesús.

Así que nos interesa discutir cada uno de los postulados de este manifiesto de Jesús de Nazaret, que es presentada en este pasaje (Lucas 4: 16-21.  Voy a remitirme al texto de Isaías 61: 1-2; 58: 6 y 42: 6:

  • Primer Postulado: Jesús es el Mesías que es ungido por el Espíritu de Dios, que desciende “sobre el en forma corporal”, en su bautismo (Lucas 3: 22). Esta experiencia lo hace el Benefactor de los benefactores. Por lo tanto, su fama, su poder, la manifestación de su mensaje y las obras redentoras que el deja ver, es el producto del Espíritu de Dios y una confirmación de su misión.  Es importante entender que el movimiento de Jesús, según Lucas, nos es de oposición al imperio, mas bien es un movimiento de afirmación de la vida humana y la remoción de todos los obstáculos que impiden su libertad por medio de Jesús al cual el Espíritu de Dios le ungió.  Con este postulado Jesús se separa radicalmente de todos los “mesías” judíos de su época, y se ubica en la amplitud del mundo helenico.  La libertad propuesta por Jesús no proviene de la lucha armada para sacar a los romanos del territorio judío, sino que es una acción que realiza el Espíritu de Dios en los corazones de los seres humanos sin importar su raza, cultura o procedencia.
  • Segundo Postulado: La principal misión del ungido de Dios es predicar (comunicar) las Buenas Nuevas del Reino a los pobres, necesitados y abatidos de la tierra.  La predicación es el arma que utiliza el Espíritu de Dios para “abrir los ojos” e iniciar a los seres humanos en el camino del Reino (Lucas 17: 20-21).
  • Tercer Postulado: Es bajo la unción del Espíritu que Jesús, el Mesías de Dios, repara, cura y sana los corazones desgarrados por un mundo caído. La verdadera plenitud de vida se encuentra en el seguimiento radical a Jesús (Lucas 9: 56-62).
  • Cuarto Postulado: Las buenas noticias del Reino, proclaman la libertad de los oprimidos, y el comienzo de un nuevo éxodo de los seres humanos hacia la ciudad de Dios. Son las buenas noticias que se convierten en formas liberadoras de los seres humanos, cambiando su rumbo y actitud frente a la vida (Lucas 19: 1ss).
  • Quinto Postulado: Las buenas noticias del Reino, afirma la total libertad y apertura de los presos de la tierra, llevándolos a una nueva dimensión de libertad que solo es posible por la acción del Espíritu de Dios (Lucas 10: 42).
  • Sexto Postulado: Promulgación del Año del Jubileo permanente, que nos es otra cosa que la hora de gracia, perdón y restauración sobre toda la tierra existente, que se manifiesta a plenitud en la persona y obra de Jesús de Nazaret (Lucas 17: 16-19).

la-biografia-de-jesus-de-nazaret

Hay una pregunta que asalta mi mente, y ¿Quién fue realmente el Jesús historico? ¿Cuál fue su misión para la iglesia?  Esta pregunta es crítica hoy.  Una de las estrategias del mal es quitar credibilidad e historicidad a la persona de Jesús.  Es necesario que nuestro cristianismo reconozca al Jesús histórico, sin renunciar a la ortodoxia cristiana producto de la teología producida por los primeros seis (6) Concilios Ecuménicos de la Iglesia, y por nuestras tradiciones religiosas.

Es necesario volver a la piedad original del cristianismo primitivo que Lucas y todo el Nuevo testamento nos presenta. Un Jesús impulsado por el poder del Espíritu, que es Hijo de Dios y heredero de la tradición profética de Israel y que proclama el Reino de Dios como la plataforma de la libertad humana para todos, y lo confirma con acciones redentoras concretas, que llamamos señales, prodigios y milagros.  La iglesia requiere urgentemente recuperar los ejes transversales del manifiesto y ministerio de Jesús: Comunicar, Sanar y Liberar.  Solo así el cristianismo podrá recuperar el poder perdido y la dinámica misionera transformadora que caracterizó el movimiento de Jesús de Nazaret. Pienso que este es el más grande desafío que tiene la iglesia hoy, y se juega la vida si esto no ocurre.   ¡Muchas bendiciones!

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Mas allá de la letra…una respuesta que trasciende.


detrás del texto

Hoy tengo que reconocer la capacidad reflexiva de mis lectores.  Una misteriosa lectora que se hace llamar Nildazoralla escribió la siguiente respuesta a mi artículo:  Sanidad o curación…¿cual prefieres?  Estoy convencido que esta respuesta supera el escrito al que responde, y por lo tanto la publicaré tal como fue presentada.  Les invito a disfrutar de este manjar literario.

“¡Qué difícil es entender la experiencia de aquél que sufre una condición de salud degenerativa o mortal! Aún habiendo experimentado una en carne propia es difícil ponerse en los zapatos del otro y poder absorber las profundas implicaciones sico-sociales de su estado patológico. Estos leprosos en Lucas además de perder su salud, familia, empleo y capacidad productiva, su lugar en la comunidad y sociedad, así como la integridad física y pureza ritual que les capacitaba para participar en la vida religiosa, también habían perdido oportunidades y tiempo que no podrían reemplazar, y sueños a los que habían tenido que renunciar. Sin embargo, aún les quedaban dos opciones dignas: asumir las limitaciones de su nueva identidad social con estoicismo e integrarse al nuevo grupo social (los leprosos) para apoyarse y ayudarse mutuamente. ¡Oh, pero he aquí que de repente hay un rayo de esperanza, porque ahora hay Uno que puede sanar milagrosamente! ¡Y que tiene misericordia! ¡No en balde gritaban, ya fuera a coro o en cacofonía! Pero sólo uno recibió sanidad integral, porque sólo uno reconoció que no sólo su cuerpo había sido restaurado sino también su alma (pensamientos, sentimientos, voluntad) y su espíritu (visión, percepción y comunión con Dios). Tanto así que entendió que con o sin la declaración del sacerdote ya era sano. Tanto así que pudo reconocer la fuente de su santidad en aquel hombre que les había enviado al sacerdote sin ceremonia ni aspavientos. Tanto así que rostro a tierra adoró al Dios encarnado a viva voz, rebosante de gratitud, mientras los otros nueve (9) siguieron rumbo al templo. Cómo pudieron ellos resistir a su entusiasmo, euforia y determinación no me lo explico, pero qué bueno que su relato no se perdió en las nieblas de la historia aunque su nombre sí…Mejor aún, porque estando sin nombre puede ser el anónimo, el genérico, el universal.”

Agradezco a Dios por esta maravillosa respuesta, que ciertamente glorifica al Señor a quien sirvo.  Muchas bendiciones.

, , , , , , , ,

1 comentario

Una palabra de felicitación y agradecimiento


untitled

Por Samuel Caraballo-López

No quiero que cierre este año sin agradecer a todos mis lectores  de diversos puntos del planeta; Latinoamérica, Estados Unidos,  Europa y por supuesto de Puerto Rico, República Dominicana y todo el Caribe, por su fiel acompañamiento a través de la senda tortuosa de la escritura.  Agradezco que a pesar de que mis artículos no fueron simpáticos para algunos de mis lectores, aun así siguieron mis escritos.  Bien decía Rodín,  “Donde todos piensan igual, nadie piensa mucho”.

Es común que al finalizar un año, una cascada de recuerdos se manifieste. Hay recuerdos que vienen a nuestra mente de manera insistente, y dado su disfrute, no se vive dos veces, sino infinitas veces.  Es como si se estuviera anclado para siempre en los momentos más bellos de toda la vida.  Sin embargo, suele ocurrir lo contrario, llegan recuerdos de aquellos momentos de la existencia que son solo de tristeza; en estos casos, no se vive dos veces, sino que se muere muchas veces.  Ciertamente tenemos que reconocer que la vida es una enredadera de eventos agradables, neutrales y desagradables, que cada cual los interpreta de acuerdo a su particular cosmovisión, y la luz de esto enmarcamos nuestra realidad.

Hoy escojo los gratos recuerdos, sin obviar del todo aquellos que me hicieron entender mi vulnerabilidad. Uno de esos gratos recuerdos fue mi ceremonia de Jubilación, que marcó el cierre de 34 años de un intenso ministerio pastoral.   El poder repasar los eventos que formaron parte de esa vocación en los diversos escenarios dentro y fuera de mi país natal, me sorprende lo que puede hacer la gracia de Dios en comunidades e individuos, cuando nos disponemos a ser sus instrumentos. Así que este año 2015 fue uno de sueños concluidos.

Además, durante este año, nació Rosita (Luz Aurora), mi nieta y me parece que con ella se cierra mi  tercera generación.  De hecho Luz Aurora es la séptima de esta generación, nacida en el “exilio”, y bajo nuevas estructuras culturales que incidirán significativamente sobre su forma de ver la vida.  Además, durante este diciembre pudimos por fin reunir los siete nietos en un mismo lugar para celebrar la Navidad y el fin de año–¡qué experiencia!

Hoy le digo adiós a este año que se va, no sin antes recordar a aquellos que partieron a la eternidad y que dejaron un vacío que nadie puede llenar.  No puedo olvidar al Representante Carlos Vargas Ferrer, al Dr. Ramón Caraballo, a Amarilis Fuentes y el Evangelista Miguel Acevedo Franco entre otros, que nos dejaron en la plenitud de sus facultades, y de forma sorpresiva.  Recordamos a nuestros hermanos Isabel Rosado Morales, Jeriel Lanzó, Ricardo Castro, Ana De Jesús, Miguelón Velázquez, Hilda Martínez, Rvdo. Rafael Torres Ortega, el Pastor Jesse Martínez, Luis Idelfonso Encarnación (Mancitín), Juana Velázquez, Provi Huertas, José Herrera (Bozo) y tantos más que se encontraron con el Altísimo. Doy gracias Dios por su tiempo en este hermoso Planeta, y tengo la esperanza que en algún momento nos volveremos a ver y celebraremos nuestro encuentro.

A todos muchas gracias y un fuerte abrazo de solidaridad en este fin de año, y con toda sinceridad oro para que en el 2016 se cumplan los propósitos y voluntad de Dios en sus vidas.

, , , , , , ,

1 comentario

Cuando la Navidad se hace distante


navidad a distancia

Por Samuel Caraballo-López

Me levante esta mañana meditando sobre el ministerio de Juan el bautista.  A mí como pastor evangélico me llama mucho la atención lo que los profetas dijeron de él, muy especialmente Malaquías. Como sabemos este es uno de los personajes principales de esta época de adviento.  Es posible que durante estos días en cada púlpito cristiano se haya hablado de él y de su labor como precursor del Señor Jesucristo.  Me imagino como nos hemos conmovido con sus valientes palabras dirigidas a todos los sectores de la sociedad.   Juan el Bautista nos enseña a los cristianos de hoy que la Verdad no se negocia y que seguir a Cristo exige el “martirio de la fidelidad cotidiana al Evangelio” (Benedicto XVI). Por cierto, admiramos al Bautista, pero nos resistimos a ese “martirio” cuando callamos la Verdad que se supone que hablemos (Lucas 19: 40).

El Profeta Malaquías nos habla de un mensajero que había de venir, y cuya misión principal era purificar a los hijos de Levi, para que pudieran realizar la misión de presentar holocaustos de justicia al Señor (Malaquías 3: 1-4).  Esta declaración del último de los profetas del Antiguo Testamento, es medular para entender a cabalidad el mensaje de Juan.  De hecho, no podemos desligar el mensaje de la natividad de Jesús del ministerio de Juan el bautista, que cierra la era de los profetas y la ley (Mateo 11: 11-14).

Imagínense, estar presente en uno de los discursos de Juan, que al ver venir a los líderes religiosos de Israel, que habían perdido el Camino, les llama públicamente—“¡Generación de víboras!” (Mateo 3: 5-6).  !Cuánta irreverencia!  Malaquías explica la razón de esta actitud de Juan:

“Y se sentará para refinar y purificar la plata, y purificará a los hijos de Leví, y los acrisolará como el oro y la plata, para que puedan presentar a YHVH holocaustos de Justicia.  Entonces serán gratas a YHVH las ofrendas de Judá y de Jerusalem, …” (Malaquías 3: 3-4).

La clase sacerdotal de Israel estaba principalmente compuesta por los saduceos.  Los fariseos, por su parte, eran los principales defensores de la Ley y los profetas.  La misión de Juan de ser precursor del Mesías, le establecía como tarea el “rellenar” los valles y “enderezar” los caminos torcidos de la fe de Israel. Ciertamente la oscuridad religiosa de Israel era tan densa que se sentía aun a plena luz del día (Malaquías 1: 6–2:9).

Esta tarea de juicio y purificación se debía iniciar con el liderato sacerdotal que tenía como función conectar al pueblo con lo trascendental.  Hay varios verbos del texto de Malaquías que tienen que ser considerados en este escrito: refinar, purificar y acrisolar.

acrisolar 2

Comencemos con el primero de los verbos, refinar.  El verbo refinar significa hacer una cosa más fina o más pura, en especial determinadas sustancias (la plata y el oro) a las que se les eliminan sus impurezas.  Es quitar la impureza que proviene del contacto con su ambiente externo, separando el metal de otros metales de menor valor.  El verbo también implica perfeccionar una cosa adecuándola a un fin determinado.  En este contexto Juan el bautista, tiene una misión ineludible con los hijos de Leví, es decir con la clase sacerdotal de Israel.  Juan tiene la responsabilidad de eliminar las impurezas de los líderes religiosos, producto de su contacto con una sociedad contraria a Dios y su Palabra, para que el servicio que estos impartan edifiquen la fe del pueblo. Hay una premisa que se establece con claridad en el pasaje, solo es aceptable al Señor, lo que brota de la limpieza del corazón (Mateo 5:8).

purificar metales

El segundo verbo es purificar, que parece ser sinónimo del antes discutido.  Sin embargo, hay una diferencia.  El verbo purificar significa quitar de un objeto lo malo, lo que es extraño o inútil a éste, con el fin de dejarlo puro.  De hecho, el sinónimo de purificar es depurar.  Depurar implica remover lo extraño, lo que no es de su naturaleza, con el propósito de que recupere lo que es original. Juan, tenía que arrancar con firmeza lo extraño que se había adherido al ministerio sacerdotal y que no era parte de su naturaleza, para que este se pudiese presentarse delante del Señor “como en los días primeros y como en los años antiguos” (Mal. 3: 4).

acrisolar

El tercer verbo es acrisolar, muy poco usado en nuestra comunicación moderna.  Su significado, purificar un metal en el crisol, tiene implicaciones de juicio.  Un crisol es un recipiente de material refractario que sirve para fundir un metal a temperaturas muy altas, usado en la industria química y metalúrgica.  El crisol está ligado al fuego que funde el metal para purificarlo, hacerlo maleable y darle forma de acuerdo al propósito que se tiene para el mismo. De hecho, el trabajo de purificación de la plata en el crisol no se completa hasta que el orfebre ve su rostro reflejado en el metal.  Juan, con su mensaje profético tenía la misión de fundir los corazones endurecidos de los “hijos de Leví”, para que la santidad de Dios se reflejara en ellos y que su ministerio se alineara a los propósitos específicos de Dios para cada uno de ellos.

El mensaje de Juan tiene serias implicaciones para los líderes religiosos de nuestro país y de todos los países.  Los líderes religiosos al igual que el pueblo, puede caer en tiempos de decadencia e inclusive “perder” el camino, afectando no solo el ejercicio de su ministerio, sino al pueblo a quien ministramos.  Es por eso que el “Instituto de Juan” es imprescindible hoy.  Juan llama a los “hijos de Levi” a alinear sus ministerios a los estándares del reino de Dios.

juanb

Cada líder religioso, en la que estamos todos incluidos, necesitamos ser refinados, purificados y acrisolados para que el producto de nuestro ministerio sea grato a nuestro Señor, sea auténtico, y cumpla su labor de edificación al pueblo.  La limpieza de nuestras vidas y nuestros altares, al igual que para cualquier instrumento musical, es requerido para que el sonido melodioso de la Palabra de Dios se escuche claramente.

¡Cuán importante es restaurar la voz profética en la iglesia y en nuestro mundo!  No podemos llegar experimentar la buenas nuevas, sin una palabra profética que nos confronte en este momento de la historia.  De hecho, lo que le da sentido a las Buenas Nuevas de gran gozo que anunciaron los ángeles en la primera Navidad, son las Palabras proféticas que provienen de Juan el bautista.   La palabra profética tiene una función primordial, preparar a la iglesia y a la gente para el Nuevo Orden que se acerca, de lo cual la Navidad es un anticipo.

¡Reciban mis bendiciones!

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

La renuncia del Gobernador ¿se justifica?


Gobernador

Por Samuel Caraballo-López

Entonces el Señor le dijo: «¿Por qué estás tan enojado? ¿Por qué andas cabizbajo?  Si hicieras lo bueno, podrías andar con la frente en alto. (Génesis 4: 6-7)

 En la tarde del lunes 13 de diciembre de 2015, escuchamos un lacónico mensaje de parte del Gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, informando su decisión de no aspirar a un nuevo término.  A nadie le sorprendió el anuncio porque ya desde la segunda parte de su primer año de incumbencia (2013), sabíamos que sus decisiones lo incapacitaban para aplicar a un segundo término. A continuación, mencionamos las causas por las que un líder político, en este caso el Gobernador, se descalifica a sí mismo para aspirar nuevamente a su reelección:

Cuando el producto de su gestión gubernamental no es la deseada.  Cuando un líder político es electo es porque se entiende que este tiene las características necesarias para dirigir efectivamente a su pueblo. Sin embargo, en el caso del Gobernador, el rol de líder político no le quedó a la medida y mucho menos el de Primer Ejecutivo del país. Durante estos años (2013-2015), he denunciado los intentos y gestiones indebidas realizadas por el Gobernador en asuntos que afectan adversamente la vida social de todos los puertorriqueños (He publicado 12 artículos relacionados a este asunto en mi blog: samcaraballo.me). Es por eso que la decisión del Gobernador de no postularse para un segundo término parece ser la más sabia, pues su gestión afectó adversamente lo que el mismo propuso como valores principales de su gestión pública: la solidaridad y la convergencia.

Cuando su liderazgo no es compatible con la realidad.  En este caso, es importante poner en duda las capacidades que tiene el líder para gobernar al país en la situación en que este se encuentra.  Los países se gobiernan tomando en consideración el momento histórico en que están.  No podemos dirigir a un país imponiendo valores foráneos, que desde nuestro punto de vista son de avanzada, pero incompatibles con la idiosincrasia de un pueblo, que es principalmente cristiano y conservador en cuanto a los temas de familia, matrimonio, crianza, educación, etc.

incompatible 2

Un ejemplo muy claro de incompatibilidad son las múltiples ocasiones en que el Gobernador criticó los jueces del país cuando las decisiones no le favorecían (vea http://samcaraballo.me/2014/02/09/solidaridad-con-el-pais-un-llamado-al-gobernador/). El problema no fue sus críticas sino su insistencia a que estos asumieran decisiones políticas que beneficiarán su gestión pública.

El Gobernador nombró, sin considerar la idiosincracia del país, y contradiciendo lo que el mismo proclama como convergencia, una Jueza Asociada del Tribunal Supremo, que además de declararse lesbiana públicamente en su ceremonia de nombramiento, carecía de lo que llamo, los elementos básicos para el ejercicio ministerial del puesto (vea tres (3) artículos en http://samcaraballo.me/2014/06/18/que-espero-yo-de-un-juez-parte-i/.

El gobernador se negó a hacerle justicia a los maestros, luego que el Tribunal Supremo declaró inconstitucional su Ley 160-2013, conocida como Ley de Retiro para maestros, lo que le trajo un repudio explícito de la mayoría de los sectores del país (vea dos artículos sobre el tema  http://samcaraballo.me/2014/04/15/a-ponernos-la-toga-de-adultosla-reforma-del-sistema-de-retiro-parte-i/).

Finalmente, el Gobernador insistió en declarar inconstitucional el artículo 68 del Código Civil de Puerto Rico, relacionado al matrimonio, antes que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos aceptara los matrimonios del mismo sexo, algo que es incompatible con lo que él dice creer, y el juramento hecho por él mismo de respaldar la Constitución y leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico (vea http://samcaraballo.me/2015/03/22/que-malcriao-abuela/).   Es contradictorio a la luz del acto mencionado, que frente al caso del Pueblo vs. Sánchez-Valle, que se debate en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, y que tiene implicaciones sobre la autonomía constitucional del Estado libre Asociado de Puerto Rico, el Gobernador defienda la soberanía del ELA . Para el Gobernador, teóricamente un procesamiento a nivel federal no puede impedir que el ELA vindique sus intereses soberanos en velar por el bienestar y la seguridad de la comunidad puertorriqueña. Cosas veredes, Sancho!

Cuando no hay fortaleza para gobernar. El carácter es necesario para que cualquier líder tenga un mandato estable. La gente con grandes responsabilidades necesita un carácter fuerte, enérgico y consistente. Cuando la situación es contraria, como es el caso del Gobernador, lo mejor es que renuncie a sus aspiraciones, pues la toma de decisiones incorrectas puede afectar de manera significativa a su partido, y a todo el país.

control-costes-liderazgo-roberto-hernández.jpg1

Cuando no se presentan soluciones a los problemas. En este caso, la problemática sobrepasó a las capacidades del líder. Es importante aclarar, que el problema principal del Gobernador no ha sido el manejo de la situacion económica del país, como algunos nos han querido hacer ver.  La mayoría del pueblo sabe que la deuda y el deficit que arrastramos es algo heredado, y que en este momento es una deuda impagable.  La verdadera razón de su descalificación ha sido que el Gobernador olvidó su propio juramento de ser líder de todos, y de respetar la idiosincrasia del pueblo que lo eligió.  El Gobernador en su intento de dizque incluir a sectores marginados, excluyó a sectores tan importantes como la Iglesia Cristiana más tradicional, ignorándo sus reclamos, y en ocasiones subestimando su influencia.

La situación que el Sr. Gobernador crea, tanto para la infraestructura socio-moral del país, como para su colectividad política, es difícil y se agrava con la situación económica que enfrenta el país.  De hecho, con el gobierno de Alejandro no ha habido solución factible a los problemas más apremiantes de la isla, provocando una ola migratoria sin precedente en la historia del país.  Por lo tanto, es mejor buscar otro líder que sí pueda enfrentar valientemente los retos que tiene nuestra nación.

repudio del pueblo

Cuando el pueblo repudia la gestión gubernamental. El rechazo masivo que tiene ante la opinión pública el Gobernador Alejandro García Padilla lo incapacitan para la reelección y envían un mensaje a todos los que aspiren a puestos electivos.  Uno de los problemas descalificantes del Gobernador es su marcado favoritismo en su gestión pública a sectores, grupos, y tendencias de la sociedad. Esta situación es algo que ha perjudicado, y dañado el concepto de lo público que debe existir en todo gobierno electo por el pueblo. Las políticas públicas mantienen su carácter en la medida que lo propuesto y acordado sea capaz de considerar y agregar demandas de todos los grupos en cuestión, y dar respuestas satisfactorias a los respectivos intereses y agendas de todos estos sectores de la sociedad.  Lamentablemente la gestión gubernamental del Gobernador ha fallado en lograr este balance tan necesario para el orden y bienestar social, creando una marcada inconformidad en los sectores perjudicados.

Todas estas y otras contradicciones similares fueron erosionando su imagen como Gobernador ante el pueblo, restándole credibilidad y haciendo que su respaldo y liderazgo llegara a su fin.

Nuestra oración siempre acompañará a nuestros líderes y con nuestro Gobernador no será la excepción.  Lo más importante es que todos aprendamos de esto y seamos mejores servidores en todos los escenarios en que Dios nos permita estar.  ¡Muchas bendiciones y Feliz Navidad para todos!

, , , , , , , , , , ,

2 comentarios

Cuando la soberbia programa el corazón…¿Qué hago?


soberbia

Por Samuel Caraballo-López

En el año 29 d.C. (El año decimoquinto del gobierno de Tiberio César), en el desierto de Judea, el silencio de Dios es roto, mediante una Palabra traída a Juan, hijo de Zacarías (Lucas 3: 2).  De inmediato Juan comienza a proclamar el arrepentimiento como requisito para participar en el Reino de Dios que se acercaba (Mateo 3: 2). Este Juan es el último portavoz del Señor de la era de la ley y los profetas.  El es símbolo de la transición entre lo viejo y lo nuevo que se acercaba a la tierra.

Juan el bautista.png

Juan el Bautista era un mensajero singular:  su proyección pública, su apariencia física, sus prácticas alimentarias, los espacios donde moraba, el estilo de sus oráculos, y su sinceridad, que rayaba en lo descortés, lo hacían un personaje digno de ser escuchado.

El contenido de los discursos de Juan llama la atención aún a los más escépticos. En este Reino que el anuncia, no hay personas favorecidas por sus apellidos de abolengo, ni por sus afiliaciones políticas, ni por sus títulos académicos, ni por su estatus social o económico.   El mensaje de Juan nos trae grandes verdades que tienen que ser consideradas hoy: No podemos depositar nuestra confianza en los rituales religiosos, ni en nuestro origen étnico o racial, ni en nuestra apariencia física, y mucho menos en nuestra herencia religiosa. Nada de eso nos da méritos para participar en el Reino de Dios que se acerca (Lucas 3: 8).  Solo el arrepentimiento, que se demuestra por una conducta congruente a este, se convierte en el pasaporte para huir del juicio divino que se aproxima, y por ende es esto lo que nos abre las puertas a ese nuevo escenario que es el Reino de Dios.

Juan el bautista 2

Juan, el Bautista fue comisionado por Dios, que lo llamó a preparar el Camino, no al Cesar ni a ningún otro, sino al verdadero Señor.  Como lo hizo a través de Moisés, Dios reta a su pueblo a ver el desierto como un lugar, no de desolación, sino de esperanza (Lucas 3: 2). ¡Qué difícil es para nuestra sociedad occidental ver la crisis como el trampolín de la esperanza!

Es importante clarificar en qué consistía este bautismo de arrepentimiento que Juan proclama.  El bautismo era parte de los ritos de purificación, especialmente cuando un gentil se convertía al judaísmo.  Sin embargo, esta ceremonia de bautismo celebrada por Juan en el Río Jordán, hablaba de perdón de pecados, sin mediar el sistema de sacrificios del templo de Jerusalem, por lo tanto, anticipaba tiempos nuevos.

Juan, hijo del sacerdote Zacarías (Lucas 1: 59ss), se desconecta del templo y sus rituales para proclamar el perdón de pecados basado en el arrepentimiento personal, y que es confirmado en un bautismo público. Juan el bautista por medio de este rito bautismal enfrenta los tres ídolos del judaísmo:  Jerusalem, la ciudad santa (Sión), su templo y su sistema de sacrificios.  También enfrenta el poder político o monárquico representado por Herodes Antipas, que es llamado al arrepentimiento.  Juan censura públicamente a Antipas al éste repudiar su esposa, y casarse con Herodías, su sobrina, y esposa de su hermano, violando la ley de Dios (Levítico 18:16).

El mensaje de Juan es pertinente a nuestra realidad como pueblo en este momento de la historia. El Reino requiere acciones congruentes a una vida transformada.  Ahora bien, esta conducta, producto de la transformación, no puede ser producida solamente por un mensaje profético que concientice, sino por un poder que pueda alterar la soberbia que este sistema decadente ha incorporado en nuestra vida.  La expresión de Juan: “Yo a la verdad os bautizo con agua; pero viene uno más poderosos que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego”, establece la tónica para la transformación.

Solo la intervención de Jesús en nuestra vida, puede producir, en respuesta a nuestro arrepentimiento, las condiciones internas para que se manifiesten esas acciones dignas de ese arrepentimiento.   Nosotros, al igual que Juan el Bautista,  podemos denunciar el pecado individual y social, e inclusive hacer consciente a cada individuo que sus caminos están equivocados, pero solo el poder de Jesús puede iniciar en nosotros la transformación que nos lleve a vivir vidas congruentes con el arrepentimiento, que hemos adoptado.

Soberbia2

En este tercer domingo de adviento, Jesús nos invita a permitir que el poder de su Espíritu Santo y su fuego consumidor purifiquen nuestros labios irreverentes, y renueve nuestro entendimiento oscurecido por la soberbia, para que el conocimiento del Señor llene todo nuestro ser; espíritu, alma y cuerpo.  ¡Muchas bendiciones!

, , , , , , , , , ,

2 comentarios

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.383 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: